Manténgase seguro con Lapland Safaris
Cómo aseguramos la seguridad de nuestros clientes y empleados en los que respecta a la COVID-19. Más información

Cómo conducir una moto de nieve

El conductor de una moto de nieve debe tener al menos 18 años de edad y estar en posesión de un permiso de conducir válido.

Los niños menores de 15 años viajarán en un trineo tirado por la moto de nieve del guía. Por tu propia seguridad y la de los demás, la ley finlandesa prohíbe conducir una moto de nieve bajo la influencia del alcohol o de cualquier otro narcótico.

En caso de accidente, el riesgo de responsabilidad personal es de 980 EUR/moto de nieve/accidente/conductor, lo que significa que si se estrella la moto de nieve, deberás pagar los daños hasta un máximo de 980 EUR.

Sin embargo, si el costo de los daños causados es inferior a 980 EUR, solo tendrás que pagar la cantidad exacta.

Las motos de nieve están aseguradas según lo requerido por la Ley de seguro de tráfico de Finlandia. Este seguro cubre la atención médica por lesiones personales derivadas de un accidente, al conductor y al pasajero (si corresponde), así como a cualquier persona ajena, según se determine en la política de la compañía de seguros. Sin embargo, se recomienda tener un seguro de viaje personal.

Los safaris con moto de nieve se realizan con 2 personas por moto de nieve. También es posible conducir la moto de nieve de manera individual pagando un suplemento.

En los safaris siempre conduciremos en una sola línea. El guía conducirá en la parte delantera, y los demás iréis detrás, manteniendo una distancia de seguridad de al menos 20 metros entre cada moto de nieve. Esta distancia es necesaria para disponer de tiempo suficiente para reaccionar en caso de una emergencia.

Está totalmente prohibido conducir en zig zag, adelantar a otras motos o girar o acelerar innecesariamente.

Mientras conduces escucharás solo el sonido del motor, por lo que tendremos que comunicarnos con señas manuales.

Cuando tu guía te haga una señal con la mano, repítela para que las personas de detrás sepan lo que está pasando.

SEÑALES CON LA MANO:

¡LEVANTAR LA MANO IZQUIERDA significa PREPARARSE PARA DETENERSE!

Puede durar 20 metros o 50 metros pero se para pronto. Cuando veas esta señal, estaciona tu moto de nieve lo más cerca posible de la moto de nieve que se encuentra frente a ti para lograr crear una línea cerrada.

¡IZQUIERDA ARRIBA Y ABAJO significa VAMOS!

¡AGITAR LA MANO IZQUIERDA significa ATENCIÓN, RALENTIZAR!

Puede que haya una protuberancia, una curva cerrada, algo de tráfico o tal vez un reno en mitad del camino, así que disminuye la velocidad y presta especial atención al entorno.

CRUZAR LAS MANOS. Este signo solo es usado por el guía: Esto significa «Quédate en la moto de nieve y no te muevas para ningún lado»

Es posible que el guía deba regresar para analizar la situación. Si tienes algún problema durante el safari en motos de nieve, levanta la mano izquierda y estaciona la moto. Tu guía vendrá a ayudarte. El conductor se sienta en el asiento delantero y tiene el control del vehículo.

Trata de encontrar una posición cómoda, ni demasiado lejos ni demasiado cerca del manillar. El pasajero se sienta detrás del conductor agarrando bien las asas. Mantén tus pies todo el tiempo sobre el apoyo.

La moto de nieve es un vehículo fácil de manejar. El motor es completamente automático y solo tienes que usar el acelerador y el freno para controlar la velocidad.

Debajo de tu pulgar derecho encontrará el acelerador/gas y debajo de tu mano izquierda el freno. Por favor, no utilices el acelerador y el freno al mismo, puede dañar el motor. El botón rojo en la parte superior del manillar es el «interruptor de parada». Si lo presionas se detendrá el motor.

Diriges la moto de nieve con el manillar y, lo que es más importante, con el peso de tu cuerpo. Cuando desees girar, debes girar los manillares en la dirección que deseas ir y, al mismo tiempo, cambiar el peso de tu cuerpo hacia la curva interior.

Por favor, no intentes activar el motor; nuestros guías expertos arrancarán tu moto.

Asegúrate de respetar el campo y la naturaleza, y recuerda desechar tu basura de manera responsable.

Ten en cuenta que los guías están obligados a detener el safari cada vez que vean a un conductor que actúa de manera irresponsable con la moto de nieve.

Los guías son responsables del grupo y están autorizados a detener el safari si un participante supone un peligro potencial para sí mismo o para otros participantes, o si alguien está en mal estado de salud.